Mucho es lo que se ha hablado acerca de la reforma de la estiba en España durante las últimas semanas. Pero, ¿sabemos realmente en qué consiste dicha reforma, y qué consecuencias está provocando esta falta de consenso a nuestro comercio internacional? En el siguiente artículo, vamos a tratar de explicar los puntos básicos y los antecedentes para la aprobación del Real Decreto que plantea el ejecutivo sobre la estiba.

Es conocido por todos, que el sector de la estiba siempre ha sufrido de constantes tensiones debido a sus peculiaridades, pero en las últimas semanas, tal y como se puede apreciar en todos los medios la situación está llegando a máximos, debido a la eventual aprobación de un Real Decreto, que en un inicio el ejecutivo español tenía prevista para el pasado 17 de febrero, pero que la falta de consenso entre los diferentes actores, y las presiones por parte del resto de partidos políticos, lo han pospuesto.

Para entender esta problemática, debemos mencionar de dónde deriva. Pues bien, todo esto viene como resultado de la resolución por parte del TJCE (Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas), quién determinó que el sistema de estiba que se estaba implantado hasta la fecha en los puertos españoles, era contrario al derecho de libre circulación. Sin embargo, esta sentencia no es de fecha reciente, pues dictó el pasado 11 de Diciembre de 2014, y la negativa al cumplimiento de la misma deriva en considerables multas diarias para las arcas del estado español, motivo suficiente para encontrar una salida por parte de todos a este conflicto.

Todo ello, ha provocado anuncios de huelgas como la de los pasados 20, 22 y 24 de febrero por parte de los estibadores, que sin embargo finalmente no se llevaron a cabo.

A pesar de ello, durante todo este periodo de tiempo, algunas fuentes del Ministerio apuntan y estiman que la productividad en las terminales españolas, han caído en algunos casos hasta más del 80%, lo que significaría que existe una huelga encubierta por los estibadores españoles, lo cual no estaría al amparo de nuestro marco legal, pues mientras no exista la convocatoria de un huelga legal, la actividad de nuestros puertos no debería verse afectada.

Empero de todo lo anterior, sobra decir que las consecuencias ya se están notando en nuestros puertos y terminales, pues se están produciendo el desvío de algunos barcos por parte de navieras internacionales a otros puertos que son competencia directa para los españoles, con el consiguiente daño económico y de imagen que esto provoca.

Bajo este panorama, mañana jueves 16 de marzo, se celebrará en el Congreso un debate para la convalidación del citado Real Decreto, que la oposición condiciona a que exista un acuerdo entre sindicatos y patronal, pero que a estas horas parece una tarea imposible que pueda producirse antes de la sesión en las Cortes.

No debemos olvidar, que para la aprobación de la reforma de la estiba, sólo se necesita más votos a favor que en contra en el Congreso, y tras negativa ya anunciada por PSOE y Podemos, todo queda a expensas de saber qué harán partidos como Ciudadanos o el PNV.

Por todo ello, permaneceremos muy pendientes ante el debate y ante los siguientes acontecimientos y reuniones entre los diferentes actores del conflicto, deseando “que todo llegue a buen puerto” lo más pronto posible por el bien de nuestros puertos y comercio internacional.

Créditos fotográficos: Pixabay

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This